El Futuro de las Elecciones

Consejo Asesor Internacional Electoral

Descargar reporte Acerca del IEAC Testimonios del IEAC

Prólogo


A lo largo de la historia la gente ha luchado tanto por el derecho al voto como porque su voto cuente. Ellos quieren que las elecciones deriven en progreso, oportunidades y opciones. Muchas de sus aspiraciones están en la tierra: el empleo, la salud, la educación y un mejor nivel de vida. La democracia es el medio para cumplir con ellos.

Las elecciones libres y justas son la columna vertebral de toda democracia - una elección es el momento cuando el poder está totalmente en manos de las personas que votan para dar forma al futuro de su país. Sin embargo, con demasiada frecuencia las elecciones no cumplen con las normas necesarias para garantizar que los ciudadanos sean efectivamente capaces de mantener a los gobiernos rindiendo cuentas a través de las urnas.

Muchos de los desafíos que enfrentan las democracias en todo el mundo son los mismos para los países ricos como para los pobres; el fortalecimiento de la participación electoral; la lucha contra el fraude y la corrupción y garantizar que el voto de cada persona cuente tal cual lo registró, sin importar quién es y dónde vive.

Las soluciones a los retos universales tales como la pobreza, la desigualdad, la sostenibilidad del medio ambiente o la lucha política comienzan en las urnas. Durante una larga carrera internacional, he visto de primera mano muchos de estos retos, así como el poder de transformación que las elecciones legítimas pueden desempeñar en la capacitación de los ciudadanos en todo el mundo.

Al igual que nuestro mundo evoluciona también deben hacerlo nuestras elecciones. La tecnología ha revolucionado muchos aspectos de nuestras vidas - servicios, estilos de vida y los niveles de vida, pero las elecciones se han quedado atrás. Eso es a pesar de los beneficios que puede aportar a partir de la reducción de fraude y la corrupción, el fortalecimiento de la participación y la garantía de que ningún voto puede ser cambiado.

Esta colección de ensayos de algunos de los más destacados expertos en elecciones de todo el mundo que integran el Consejo Asesor Internacional Electoral –fundado por Smartmatic- ofrece una visión única detrás de variadas perspectivas sobre lo que se necesita para ejecutar una elección transparente, incluyendo las reflexiones sobre el papel que puede desempeñar la tecnología. No sólo los contribuyentes ofrecen sus opiniones sobre el panorama electoral global, sino también sobre cuestiones críticas tales como la forma de incentivar la participación y qué países están adelantados en la curva de la democracia digital. Ofrecen lecciones para el futuro y de reflexión para los gobiernos, los organismos electorales y muchos otros que trabajan en la primera línea de las elecciones.

Las empresas pueden y deben jugar un papel transformador en el desarrollo, pero no pueden hacerlo solas. Como Presidente de Smartmatic, me siento orgulloso de ser capaz de aprovechar los conocimientos y experiencias de estos expertos para ayudar a dar forma a los sistemas de elección que desarrollamos. Al poner el conocimiento junto a las herramientas de vanguardia a nuestra disposición y trabajando en equipo jugamos nuestra parte en asegurarnos de que los votantes de todo el mundo sean capaces de hacer que sus gobiernos cumplan con sus responsabilidades.

Lord Mark Malloch-Brown

Chairman de Smartmatic

Lecciones aprendidas: Liderando la democracia digital a nivel mundial

por Richard W. Soudriette

Presidente Fundador, Fundación Internacional de Sistemas Electorales (IFES)


El siglo 21 es verdaderamente la edad de oro de la tecnología. La humanidad depende de la tecnología para todo, con una excepcional salvedad: el voto. Por más de dos siglos las democracias han confiado en el conteo manual de las boletas y urnas electorales para desarrollar las elecciones. La renuencia a invertir en tecnologías electorales frecuentemente se origina en temores infundados sobre la confiabilidad, exactitud y seguridad del equipo electoral y, ocasionalmente se presume que implica altos costos

La experiencia en los Estados Unidos

A finales del siglo 19, se introdujo la tecnología electoral en los Estados Unidos, con el fin de lograr unas elecciones más eficientes y exactas. La máquina de votación de palanca mecánica fue patentada en 1982, y constituyó el primer sistema de votación ampliamente utilizado. Su inventor, Jacob H. Myers, aseveró que su máquina “protegería mecánicamente al elector de trampas, y permitiría que el voto fuese puro, simple y secreto”

Durante el siglo 20, la máquina de palanca mecánica fue sustituida por el sistema de votación con tarjetas perforadas, que constituyeron las primeras máquinas de votación electrónicas y lectores ópticos. En las elecciones presidenciales de los Estados Unidos en 2000 se prestó especial atención al equipo de votación. Un estrechísimo margen en el Estado de Florida, del grosor de una hoja de afeitar, movió los resultados a favor de George W. Bush. El anticuado sistema de votación de tarjetas perforadas utilizada en algunos condados de Florida resultaron ser inadecuados. En 2002, El Congreso Americano aprobó la ley Ayuda a América a Votar (HAVA) y creó la Comisión de Asistencia Electoral de los Estados Unidos, con el fin de distribuir aproximadamente US$ 3 mil millones de fondos federales, destinados a modernizar el sistema electoral estatal y local.

Las tecnologías electorales utilizados en EUA y a nivel mundial incluyen:

Reconocimiento Óptico de Marcas (OMR) – sistemas de votación con escaneo óptico.
Registro Electrónico Directo(DRE) – Sistemas de votación electrónica.
Sistemas de Votación por Internet (IVS) – Sistemas que facilitan el voto desde cualquier lugar.

No obstante, pese a la existencia de la tecnología electoral, la mayoría de las comisiones administradoras de elecciones (EMB) en el mundo prefieren el conteo manual de boletas electorales. Previo a las elecciones presidenciales 2016 de los Estados Unidos, el prestigioso think tank El Consejo del Atlántico emitió un reporte titulado, Democracia Reiniciada: El Futuro de la Tecnología Electoral (del inglés Democracy Rebooted: The Future of Election Technology ), en el cual se discute sobre los beneficios y retos de los sistemas de tecnología electoral. Para las próximas elecciones presidenciales de 2016, el 96% de los electores norteamericanos emitirá su voto, utilizando una serie de dispositivos de votación.

Tecnología de votación en el mundo

Según The Economist Intelligence Unit, casi la mitad de los países del planeta se consideran democracias . Por su parte, la expansión de la democracia en los últimos 25 años exige una administración profesional de las elecciones. Para que la democracia prospere se requieren procesos electorales sólidos, que permitan a los ciudadanos elegir sus líderes tal como se garantiza en la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

La tecnología electoral puede beneficiar considerablemente a la democracia, fortaleciendo la integridad y seguridad de la elección. El conteo manual de las tarjetas electorales ocasiona frecuentemente retrasos en la emisión oportuna y exacta de los resultados electorales. Un ejemplo de ello son las elecciones parlamentarias de Australia en 2016, cuyos resultados fueron producidos una semana más tarde, ocasionando incertidumbre política y económica. Por el contrario, el conteo electrónico puede disminuir el tiempo de emisión de los resultados de una semana a horas, y mitigar el riesgo de desorden social e incluso violencia.

Como ejemplo de ello tenemos las elecciones presidenciales en Filipinas en 1992, en las cuales resultó electo Fidel Ramos. Hasta 2010 todas las elecciones nacionales en Filipinas utilizaban el conteo manual de las boletas electorales de papel, sobre las cuales el elector escribía los nombres de los candidatos de su preferencia. La demora en el anuncio del ganador generó cargos por fraude y disturbios en el país .

A fin de preservar la confianza, las Comisiones Administradoras Electorales deben implementar cuidadosamente nuevos sistemas de votación, que deben ir acompañados de lineamientos establecidos por la Fundación Internacional de Sistemas Electorales (IFES) y el Instituto Democrático Nacional (NDI). En su último trabajo conjunto, publicado bajo el título Implementando y Supervisando las Tecnologías de Votación y Conteo Electrónicas(IV> , IFES y NDI ofrecen un hoja de ruta para introducir nuevos sistemas electorales que incluyen:

  • Análisis de las barreras legales a la tecnología electoral.
  • Análisis del impacto costo/beneficio de los nuevos sistemas de votación.
  • Importancia de un proceso de adquisiciones competitivo.
  • Inclusión permanente de las partes involucradas en las elecciones, al seleccionar los sistemas de votación.
  • Auditoría independiente y prueba de los programas para sistemas de votación.
  • Necesidad de que los sistemas de votación sean exactos y seguros frente ataques cibernéticos.

Pioneros de la democracia digital

Las lecciones aprendidas en otros países enaltecen el éxito de la implementación de tecnologías electorales.

  • En 2002, Brasil adoptó el voto electrónico a nivel nacional. Los factores que contribuyeron al éxito incluyeron un excelente programa educativo al elector, inclusión amplia de todas las partes interesadas en las elecciones; y la ejecución de programas de prueba independientes para los sistemas de votación.
  • India introdujo exitosamente un sistema de votación electrónica gestado en casa. Desde 2004 la Comisión Electoral de India ha desplegado máquinas electorales a nivel nacional durante las elecciones parlamentarias. La máquina de votación electrónica india (EVM) goza de gran credibilidad, gracias a un admirable programa de educación al elector, una competente planificación logística y una sólida difusión las partes interesadas.
  • Estonia ha implementado la votación por internet para todas las elecciones parlamentarias desde 2007. En el proceso electoral de 2015, 1/3 de los estonios eligieron votar en línea, gracias a un efectivo esfuerzo educativo del elector y el compromiso de las partes involucradas en las votaciones. Estonia es el primer país en ofrecer la votación por internet como opción en todas las elecciones.
  • Para las elecciones de 2010 en las Filipinas, la Comisión Electoral (COMELEC) implementó un sistema de votación automatizado, en virtud de la logística involucrada en la organización de un proceso electoral, en un país que se extiende a lo largo de 2.000 islas habitadas, y un pasado caracterizado por elecciones caóticas. Para el evento, se seleccionó un sistema de Reconocimiento Óptico de Marcas (OMR). Durante las elecciones de 2010, 2012 y 2013 se utilizaron aproximadamente 90.000 máquinas de escaneo óptico. Este sistema OMR goza de gran credibilidad gracias a su sólido programa educativo, funcionarios electorales eficientes y un compromiso vigoroso de los involucrados en las elecciones. Las pruebas independientes del equipo y códigos fuente resultan clave para la amplia aceptación por parte de todos los contendientes y público. El sistema de votación automatizado contribuyó al desarrollo pacífico de las elecciones, gracias a que sus resultados fueron emitidos con agilidad. Durante las elecciones presidenciales de 2016 se conoció el nombre del ganador en un lapso de cuatro horas, luego del cierre de las urnas

Para que la democracia prospere se requiere una alta participación del elector. En el documento elaborado en 2014 por el U.S. Census Bureau se mostró que solo 38% de los electores estadounidenses, con edades comprendidas entre los 18 y 24 años participaron en las elecciones de 2012, en comparación con el 69.7% de participación de electores mayores de 65 años. El votante joven en los Estados Unidos y en cualquier otra parte considera que los métodos de votación tradicionales no se corresponden con sus estilos de vida tecnológicos. Los funcionarios electorales deben entonces considerar nuevas herramientas, como la votación por internet para lograr comprometer a la población votante joven con la democracia.

Los administradores electorales profesionales son los guardianes de los procesos de votación. Tal como lo demuestran Brasil, India, Estonia, y Filipinas, la implementación exitosa de nuevas tecnologías depende de la credibilidad pública. Es menester utilizar todo el espectro posible de herramientas para incrementar la participación electoral y salvaguardar la integridad del voto. Es tiempo de que las democracias inviertan en el futuro y coloquen a las elecciones en el plano del siglo 21, de manera que cada voto cuente.

Digitalizando la democracia en África

por Brigalia Bam

Expresidente Comisión Electoral Independiente de Suráfrica


África continúa siendo un escenario vibrante para la democracia, el activismo de la sociedad civil y esfuerzos sólidos, tales como los de la Unión Africana, para avanzar hacia la norma democrática y constitucional. Mientras África lucha por lograr responsabilidad (del inglés Accountability) y dar apoyo para el sostenimiento de los sistemas democráticos, el tema de las elecciones ha entrado en el centro del debate, a pesar del historial de conflictos y mala gestión que han marcado serios reversos en el continente.

El trabajo de las comisiones electorales independientes en prestar apoyo mutuo. Diseñar instrumentos para la observación electoral, y realizar programas de entrenamiento e investigación es crítico para el fortalecimiento de la democracia. Cada vez más, estos organismos se están volcando a la tecnología para mejorar los procesos electorales, particularmente en lo relativo al registro electoral.

La tecnología y las elecciones en Suráfrica

Un registro electoral confiable fortalece el proceso electoral, reduciendo la posibilidad de fraude y asegurando que solo podrán votar aquellos que están facultados para hacerlo. Sin embargo, crear un registro exacto no es tarea fácil. La ausencia de documentos de identidad, partidas de nacimiento y certificados de defunción, junto con la creciente urbanización y la alteración de las fronteras nacionales son solo algunos de los retos a superar. En el caso de Suráfrica: la primera elección después del Apartheid fue organizada en 1994, principalmente con asistencia internacional. En 1999, la Comisión Electoral Independiente de Suráfrica (IECSA) se encargó de organizar las segundas elecciones democráticas en el país, durante las cuales la tecnología representó una herramienta de utilidad para celebrar unas elecciones transparentes y creíbles.

La tecnología fue utilizada en casi todas las fases del ciclo electoral. El mayor reto lo constituyó la creación de un registro electoral, en un país que había estado dividido por líneas raciales en cada aspecto de la existencia. Todas las actividades de logística y etapa preparatoria fueron apoyadas electrónicamente, e incluyeron el levantamiento de mapas del país, dibujo de los distritos electorales e implementación de la infraestructura IT. Un reto substancial a superar fue la inclusión de las áreas rurales y las áreas limítrofes remotas, lo que requirió mayores esfuerzos en la demarcación y dibujo de límites. La segregación residencial racial interna, un vestigio de la era del Apartheid hacía más compleja la tarea.

El registro electoral y la identificación del elector en los centros electorales han sido un éxito en Suráfrica. A través de los años, el uso de escáneres “zip-zip” ha mejorado significativamente la verificación el votante. En las elecciones de 1994, la creación de un centro de operaciones, en el cual se recibían electrónicamente los resultados de los centros de votación obtuvo el respaldo de los partidos políticos, medios y organizaciones de la sociedad civil. El proceso de consolidación y centralización de la tabulación de los resultados, provenientes de miles de centros de votación fue cuidadosamente verificado por firmas auditoras. La transparencia del proceso fue clave para construir la confianza, así como lo fue la labor del IEC de Suráfrica al suministrar información a los partidos políticos, votantes y medios, para que tuvieran una clara idea del proceso. El uso de tecnología no solo generó la confianza hacia la Comisión Electoral la confianza, sino que constituyó la prueba de que nuestro sistema de votación dio un salto al umbral del siglo 21.

La revolución biométrica y el futuro de la tecnología en África

El uso de la tecnología en las elecciones no es solo un tema tecnológico. Por el contrario, se está convirtiendo en un asunto de políticas públicas. Suráfrica no es la excepción en el uso de la tecnología electoral. Existe un gran interés a lo largo y ancho de África, como en Kenia, Nigeria y Uganda en el uso de la tecnología en los procesos electorales. Una de las aplicaciones más utilizadas es la tecnología biométrica para identificar y registrar al elector. Su popularidad es cada vez mayor, ya que facilita la transparencia y exactitud, reduce la corrupción y el fraude, y ayuda a mejorar la experiencia del voto. Más de 20 países del África Sub-sahariana han llevado a cabo elecciones, utilizando el registro electoral biométrico. Tal es el caso de la Comisión Electoral de Uganda en 2016, al utilizar la biometría para la verificación de los votantes. Los escáneres biométricos fueron desplegados en todos los centros de votación, verificando al elector en 30 segundos, un tiempo récord para el voto.

Mapa de África señalando los países que utilizan los datos biométricos para la identificación del elector en los centros de votación. International Institute for Democracy and Electoral assistance, Stockholm, Sweden. Copyright © 2016 International Institute for Democracy and Electoral Assistance.

El registro biométrico es tan solo el primer paso – la interrogante de si los electores podrán ejercer su voto electrónicamente o vía internet es del interés de los líderes políticos, innovadores tecnológicos, así como de los votantes. Un sistema de votación electrónico, así como cualquier otro sistema de información automatizado debe ser evaluado sobre la base de diversos criterios, tales como la seguridad, exactitud, facilidad de uso y la eficiencia que ofrece su diseño. Cabe agregar que los beneficios que puede acarrear son indiscutibles.

Mayor participación. Aun cuando el compromiso de las comisiones electorales es brindar inclusión y accesibilidad a todos los votantes, existen varios retos a superar. Las dificultades de transporte, logística y ausencia de infraestructura frecuentemente imposibilitan el acceso a todos los votantes, lo que hace de las soluciones de votación electrónicas y por internet una mayor fortaleza en el futuro. La tecnología satelital implica que los sistemas de votación electrónicos pueden ser utilizados hasta en las esquinas más remotas del país.

Los beneficios de la nueva tecnología electoral para el elector, como el voto por internet están a la vista. La habilidad para votar desde el hogar, oficina, mercado, o incluso en un sitio de votación adaptado al individuo constituyen un punto a favor del voto por internet. Los electores ausentes y residentes en otros países podrán ejercer su voto – aspecto crítico para África, en vista de su inmensa diáspora. No se trata solamente de tener la opción para votar en línea. El fin último es tener un mayor compromiso electrónico con nuestro gobierno, a través del cual podemos expresar nuestros puntos de vista en forma continua, con la certeza de que realmente serán escuchados por aquellos que se encuentran en el poder.

Promoviendo la participación del elector: La experiencia en India

por Dr. S.Y. Quraishi

Ex Director de la Comisión Electoral de India


India es uno de los países con mayor diversidad en el mundo, albergando casi todas las religiones, cientos de castas y comunidades, 22 idiomas oficiales y 1.652 lenguas no oficiales. La constitución establece igualdad absoluta para todos. Nadie, incluso aquellos que residen en zonas remotas, puede ser excluido del ejercicio de sus derechos democráticos.

En 1952, cuando la Constitución de India fue promulgada, la tasa de analfabetismo se ubicaba en 84%. Por supuesto, la principal preocupación era que nadie debía ser excluido del voto, en particular los analfabetos. Para este fin, se desplegaron urnas electorales con un color específico para cada candidato, que luego fueron sustituidas por una sola urna con boletas electorales que indicaban los nombres y símbolos de cada candidato. Esto garantizaba que el elector analfabeto podía identificar fácilmente el candidato de su preferencia.

Sin embargo, la ocurrencia de votos inválidos fue muy alta durante este período. Muchos electores analfabetos simplemente introducían la boleta vacía, otros la marcaban de manera incorrecta. Con frecuencia, los nervios se apoderaban de muchos electores, e inadvertidamente dejaban manchas de tinta con sus manos temblorosas, invalidando sus boletas. Con frecuencia estos votos inválidos sumaban miles, incluso más que el margen ganador. Más aún, cada voto inválido era disputado por los partidos políticos, generando violencia.

La introducción de la tecnología electoral consignó tales escenas de caos a la historia. El proceso de conteo rápido y exacto y la emisión ágil de resultados han revolucionado la forma cómo se desarrollan las elecciones.

Cuando la Comisión Electoral de India (ECI) lanzó la idea de utilizar las máquinas de votación electrónicas (EVM) en 1982, muchos escépticos cuestionaron si la tecnología intimidaría a los electores analfabetos. En realidad, resultó todo lo contrario. La razón principal de introducir esta máquina era empoderar al votante analfabeta. La EVM eliminó la posibilidad de votos nulos en muchas formas. Ahora los votantes sencillamente presionan un botón para seleccionar su candidato; ya no existen más manos temblorosas ni invalidación de votos. En su lugar, los electores reciben la confirmación instantánea de su voto a través de una luz que se enciende para indicar el candidato seleccionado; y el sonido de un bip indica que la boleta del elector ha sido registrada. Los electores con discapacidad también son beneficiados con este dispositivo, por ejemplo, la inclusión del sistema Braille en las máquinas permite que las personas visualmente impedidas puedan votar fácilmente. Consecuentemente, la introducción de estas máquinas significó que la participación electoral comenzó a incrementarse.

Las últimas elecciones contaron con la más alta participación en la historia. Los estados menos desarrollados, con las tasas de analfabetismo más altas han experimentado incrementos dramáticos en la participación del elector. La introducción del comprobante de auditoría de papel verificado por el votante (VVPAT) en 2012 fortaleció la fe del ciudadano en el proceso electoral; y se espera que continúe estimulando la participación.

Así mismo, la tecnología ha contribuido a mejorar el registro electoral. Definitivamente, el registro en línea ha estimulado al elector joven a inscribirse, incluyendo aquellos que resultaban indiferentes ante el voto. Simultáneamente, los funcionarios electorales utilizan la tecnología para supervisar el movimiento de las personas y materiales durante las elecciones; y para hacer seguimiento de los procesos, facilitando así la ejecución de sus tareas.

Comprometiendo al elector a través de la tecnología

Así como ha transformado el desarrollo real de las elecciones, la tecnología también está revolucionando el compromiso del elector, e incluso influyendo en los resultados. La Asociación de Móviles e Internet de la India estima que una campaña de medios bien llevada puede mover entre 3 y 4 % de votos.

Los teléfonos móviles y los medios sociales han brindado a los partidos políticos y candidatos la oportunidad de tener acceso a los votantes. En 2014, la industria tecnológica marcó el papel decisivo que tiene la tecnología en la determinación de los resultados de unas elecciones nacionales. Algunos llegaron a denominar a los medios sociales como “el nuevo campo de batalla” de las elecciones. Adam Sharp de Twitter lo describió como la primera elección del país que contó con “candidatos, periodistas y ciudadanos interactuando a través de plataforma de Twitter para descubrir el contenido de las elecciones, conversar con otros en tiempo real y expresar sus puntos de vista(VI).”

Uno de los precursores en ello fue la estrategia de inscripción de miembros del partido Aam Aadmi (AAP). El AAP proporcionó al público un número de teléfono, a través del cual se podían hacer “llamadas perdidas”. Esto fue utilizado para crear una base de datos súper ágil de 9,8 millones de números telefónicos, con los cuales el partido se podía comunicar directamente.

Aunque el APP pudo haber comenzado esta tendencia, el partido que utilizó los medios sociales de manera más poderosa fue sin duda el partido Bharatiya Janata (BJP). “El efecto de los medios sociales fue inmenso para el BJP. Realmente comprendieron que los medios sociales son una versión extendida de la campaña”, así lo afirmó Michael Kugelman del Woodrow Wilson Centre(VII).

Con el llamado ´bombardeo de la alfombra´ de los usuarios de teléfonos móviles, el BJP utilizó las distintas plataformas de redes sociales, incluyendo Facebook, Twitter, YouTube y Whatsapp para mantenerse conectado con los seguidores existentes y potenciales. Arvind Gupta, Jefe de la Unidad de Tecnologías de la Información afirmó: “la juventud del país asumió a los medios sociales como su principal herramienta, cuando comenzaron a utilizar el internet; y nosotros nos aseguramos de estar allí presentes”(VIII).

Queda absolutamente evidenciado que las elecciones jamás serán las mismas. La tecnología regirá tanto en la carrera por el voto como en las urnas mismas.

Los organismos de administración electoral inteligentes, ágiles en notarlo serán los que cosecharán los frutos para ellos y sus ciudadanos. La Comisión Electoral de India ha estado a la vanguardia de esta revolución tecnológica. No tengo la menor duda de que seguirá estando y que solo traerá beneficios para la democracia más grande del mundo.

Acelerando las elecciones en el Reino Unido

por Charles Lasham

Ex Presidente de la Asociación de Administradores Electorales del Reino Unido


Desarrollar unas elecciones es una tarea complicada- implica una planificación meticulosa, sistemas excelentes y la habilidad de manejar lo inesperado. Esto es una realidad en el Reino Unido. Contamos con un sistema electoral complejo con diversas formas de voto, desde el sistema de sufragio directo denominado first-past-the-post (FPTP) hasta el voto suplementario y único transferible (STV). Aún más, participamos en un creciente número de elecciones cada año.

El RU se considera una de las democracias más antiguas del mundo- algo de lo que podemos estar orgullosos. Pero, a pesar de haber logrado algunos avances en la modernización del proceso electoral existe todavía un largo trecho que andar, antes de que podamos presumir de un verdadero sistema electoral del siglo 21.

El uso de la tecnología en las elecciones de RU

La tecnología ya es utilizada en gran parte de nuestros procesos electorales. Por ejemplo, el Registro Electoral. La ley fue modificada en 2013, de manera que cada elector debe inscribirse individualmente, tarea que anteriormente correspondía a la cabeza de familia. Para facilitar esta actividad, el gobierno central creó un Servicio Digital de Registro Individual, un sitio web que permite al ciudadano inscribirse en línea. Pese a que esta facilidad ha recibido un sólido apoyo, existe aún mucha confusión con respecto a los procesos de inscripción del votante. Se estima que unos 800.000 electores han sido excluidos del registro electoral en las más recientes elecciones, particularmente los grupos más difíciles de contactar, tales como electores que residen en el extranjero, estudiantes, personas mayores residentes en hogares geriátricos y aquellos cuya lengua materna no es el inglés.

Voto por internet en el RU

Según la investigación realizada por Webroots Democracy, una organización que hace campaña en el RU, la implementación de la votación en línea podría arrojar los siguientes beneficios:

  • Impulsar la participación en las elecciones generales en/ hasta 9 millones, incrementándola a 79%.
  • Impulsar el voto joven en las elecciones generales en hasta 1,8 millones, incrementando la participación total en hasta 70%.
  • Reducir el costo por voto en un tercio y generar un ahorro a largo plazo de £12,8 millones.

Fuente: Webroots Democracy, Viral Voting report, 3 de marzo, 2015

Asimismo, la tecnología juega un papel importante en la compilación y mantenimiento de las listas de votantes. Los sistemas de administración electoral computarizados ya están operando en 380 áreas de inscripción electoral. También se ha venido utilizando el conteo electrónico en algunos lugares. El ejemplo más notorio de ello es La ciudad de Londres. Desde 1999, la Autoridad del Gran Londres ha tomado medidas sin precedentes para asegurar la visibilidad, transparencia y exactitud en la aplicación del conteo de votos electrónico. Por ser las elecciones locales más grandes en el RU, aproximadamente 5 millones de votantes elegibles para votar en 4.000 centros electorales y tres sistemas electorales diferentes, las elecciones en Londres son verdaderamente complicadas. En general, el conteo electrónico ha funcionado bien, disipando cualquier duda que pueda haber sobre el valor de la tecnología como herramienta.

Entre el 2000 y 2007, el Gobierno del Reino Unido alentó a las autoridades locales para que ejecutaran esquemas pilotos, a fin de probar nuevas tecnologías y nuevos métodos de votación y conteo. Los pilotos incluyeron voto temprano, todos los votos postales, votación electrónica multicanal y conteo electrónico. Alguno de los sistemas específicos en prueba incluyeron el voto por internet, voto telefónico y centros electorales electrónicos, que facilitaban el voto ciudadano desde cualquier lugar el día de las elecciones. En general, los sistemas remotos de voto electrónico utilizados en los pilotos realizados en 2007 resultaron exitosos y facilitaron el voto. Sin embargo, surgieron algunas preocupaciones con respecto a la accesibilidad, agravadas además por el sistema de registro del votante. La votación telefónica fue el sistema que más inconvenientes presentó.

Si bien es cierto que hubo lecciones aprendidas durante la ejecución de estos programas pilotos, la experiencia general fue bastante mixta. En realidad, todos los programas pilotos carecían de un mapa de ruta claro elaborado por el gobierno central, que definiera la visión del modelo electoral del Reino Unido para el siglo 21. En consecuencia, la Comisión Electoral del RU recomendó no realizar pruebas piloto posteriores, en tanto y en cuanto no se incluyeran cuatro elementos clave, a saber:

  • Una estrategia de modernización electoral amplia, que centre su atención en la transparencia, confianza pública y efectividad de costos.
  • Un mecanismo que garantice la realización de pruebas adecuadas de los sistemas de votación electrónicos, para garantizar la seguridad y transparencia.
  • Suficiente tiempo de preparación (del inglés lead time) para implementar los pilotos de votación electrónica.
  • Implementación del registro individual del elector, que se inició en 2014.

La situación actual

Actualmente, casi diez años más tarde, poco se ha hecho a excepción de la incorporación del registro individual del elector. Estos pilotos se desarrollaron antes del lanzamiento del primer IPhone, y antes de que existieran Facebook y Twitter. De manera similar, la tecnología de votación se ha modernizado considerablemente, de modo que muchos de los inconvenientes encontrados en las pruebas ya no representan un problema.

En 2013, el Presidente de la Cámara de los Comunes estableció la Comisión para la Democracia Digital. Tomando en cuenta todas las áreas de compromiso democrático, la Comisión definió cinco grandes metas y recomendaciones, siendo una de ellas la existencia del voto en línea seguro como opción para todos los votantes en 2020. Sin embargo, se ha avanzado poco hacia el uso de la tecnología en las elecciones del Reino Unido y la visión del siglo 21 expresada por la Comisión todavía luce un tanto distante.

No podemos apegarnos al status quo. La disminución en la participación, poblaciones cada vez más móviles, diversos electores y el número creciente de votaciones exigen que el sistema electoral del Reino Unido se adapte y evolucione, de acuerdo a las necesidades y vida del electorado del siglo 21, con transparencia y precaución.

Si el RU desear continuar siendo líder en el siglo 21, entonces debemos superar el siglo 19, que ofreció elecciones con lápiz, boletas de papel y urnas electorales. La democracia en el RU merece un sistema que sea seguro, eficiente y que garantice que cada voto cuente.

Hacia unas elecciones efectivas en Nigeria

por Professor Attahiru M. Jega

Ex Presidente de la Comisión Electoral Independiente


Desde hace algún tiempo Nigeria ha estado en la búsqueda de sistemas electorales efectivos, como parte integral de su transición a la democracia. La larga trayectoria en procesos electorales deficientes, hasta muy recientemente ha generado un profundo escepticismo entre los nigerianos, en cuanto a la utilidad de la democracia electoral. Sin embargo, el relativo éxito de las elecciones generales celebradas en 2011 y 2015 ha revivido en la población la esperanza de que su voto cuenta. Es necesario profundizar las acciones para mantener esta esperanza viva.

Antecedentes

Entre 1970 y finales de 1990 los nigerianos lucharon por reemplazar el régimen militar autoritario imperante por una democracia. Las elecciones de 1990 condujeron al retorno de la norma civil y el advenimiento de la Cuarta República, bajo la presidencia de Obasanjo. Estos comicios se consideraron aceptables por la comunidad internacional y fueron tolerados por el pueblo nigeriano, pese a las masivas dificultades. Luego de décadas de régimen militar, la esperanza de que un nuevo gobierno civil conduciría a una mejor administración pública opacó las irregularidades ocurridas durante el proceso.

Sin embargo, la norma civil no se tradujo en una automática buena gestión, y la sociedad continuó sufriendo los embates de un desempleo persistente, pobreza, inseguridad y una administración pública negligente. Las elecciones que suponían ser el reflejo del ´poder popular´ empeoraron progresivamente, encendiendo el descontento popular, resentimiento y decepción.

Los nigerianos tenían grandes expectativas de que la Cuarta República, iniciada en mayo de 1999, desembocaría en una era democrática liberal. Mediante las urnas, y no las armas, los nigerianos se esforzaron por conferir legitimidad a los funcionarios públicos elegidos, reeligiéndolos o destituyendo aquellos que consideraban que habían fallado en sus tareas.

Sin embargo, las posteriores elecciones fueron consideradas meros rituales, cuyos resultados estaban predeterminados por la oferta más alta del mejor postor. En algunos casos, se piensa que algunos facinerosos y miembros de las agencias de seguridad cometieron fraude. Parecía que las preferencias reales del ciudadano a través del voto no contaban.

Factores de éxito para unas elecciones efectivas
  1. Fortalecimiento del marco legal electoral
  2. Mejoramiento de la competencia y gerencia de profesionales del INEC
  3. Extenso intercambio del conocimiento entre los Organismos de Administración Electoral en África (OAE)
  4. Fortalecimiento de la autonomía financiera de los OAE
  5. Mejores relaciones entre el INEC y las partes involucradas en las elecciones
  6. Mayor uso de tecnología adaptable para mayor transparencia y eficiencia al proveer servicios electorales

Desafortunadamente, las elecciones de 2003 no resultaron mejores que las celebradas en 1999, en términos de transparencia y credibilidad. Las elecciones de 2007 fueron aún más desafortunadas, y fueron calificadas como el peor proceso electoral de Nigeria por los observadores electorales. La misión de observación de UE afirmó que las elecciones “carecieron de los estándares internacionales básicos”. Existió manipulación negligente de las diferencias étnico-religiosas y utilización de dinero y delincuentes para incidir en los resultados. Los procesos preelectorales, tales como las primarias en los partidos fueron obscenamente antidemocráticas. Incluso, el ganador de las elecciones presidenciales, el finado presidente Umaru Musa Yar’adua admitió en la toma de posesión que hubo manipulación en los resultados que lo llevaron al poder. En anticipación a una seria crisis, el Presidente estableció el Comité de Reforma Electoral, cuyo mandato se centró en elaborar una serie de recomendaciones para la reforma electoral en Nigeria.

Este esfuerzo resultó en la presentación de un informe por parte del Comité de Reforma Electoral (ERC) presidido por el ministro de justicia Muhammadu Lawal Uwais, derivando en la implementación de cambios drásticos, entre los cuales se debe mencionar la designación de un nuevo presidente y administradores del INEC. Estas medidas allanaron el camino para enaltecer las elecciones generales de 2011 y 2015.

Uso de tecnología

El uso cada vez mayor de la tecnología ha representado un avance significativo en las elecciones de 2015, especialmente el despliegue de la biométrica, para identificar, registrar y verificar al elector. Los beneficios fueron innumerables, incluyendo credibilidad y confianza.

Elecciones Nigeria 2015: Estadísticas clave
  • No de votantes inscritos: 67 millones
  • Participación: 44%
  • La Comisión Electoral asignó personal y administró 155.000 estaciones de votación
  • Se utilizó por primera vez la tarjeta de votación biométrica y lector de tarjetas inteligentes

Por supuesto que existen retos que hay que superar con el uso de la tecnología, tales como la inexistencia de fabricantes de equipos en Nigeria y de productos y servicios de origen local. Por lo pronto, la provisión de los mismos se obtiene en terceros países, acarreando inconvenientes como gestión del vendedor, licencia de software, mantenimiento de los equipos, reparación y sustitución de piezas. La transmisión segura de datos es otro reto que se presenta. Por un lado, existe la tecnología apropiada y puede ser segura; sin embargo, se requiere un entrenamiento del personal para desarrollar las competencias necesarias para su uso. El INEC lidió con estos problemas durante el despliegue de tecnología en las elecciones de 2015, y pese a ello los beneficios fueron notables, y seguiremos consolidando los beneficios obtenidos. Se debe prestar especial atención al uso de la tecnología, como la Tarjeta Permanente del Votante y los lectores de tarjetas inteligentes en los procesos electorales de Nigeria, de gran beneficio en términos de costos y significativos avances

Perspectivas futuras

Tal como lo demostraron las elecciones generales de 2015, Nigeria ha avanzado de manera importante en la efectividad de sus procesos electorales. De elecciones mal administradas, excesiva apatía y escepticismo en la ciudadanía, ahora presenciamos la materialización de las reformas en elecciones mejor administradas, con la esperanza renovada en la población de que cada voto cuenta en la elección de sus líderes. Queda aún por ver si unas mejores elecciones se traducen en un gobierno democrático eficiente. Sin embargo, las perspectivas son claras. Cuando los votos cuentan, la única opción que tienen los políticos es sentarse a escuchar a sus electores. Cuando ignoran a sus seguidores, lo hacen bajo su propio riesgo político.

Las elecciones generales de 2015 mostraron además los beneficios de la tecnología para enaltecer la administración de las elecciones. El uso de la misma presenta retos que son superables. El temor ante potenciales problemas no debería ensombrecer de forma alguna la necesidad de modernizar e incrementar el uso de tecnología en los procesos electorales. Debemos formar una sólida alianza para consolidar y expandir del uso de la tecnología en las elecciones, lo que desembocaría en un proceso electoral en Nigeria caracterizado por una mayor transparencia y efectividad en la ejecución de un proceso libre, justo, creíble y pacífico, con grandes beneficios para los ciudadanos.

Tecnología electoral y retos democráticos en México y América Latina

por Leonardo Valdés-Zurita

Expresidente Consejero Instituto Federal Electoral de México


América Latina inició su transición democrática en la década de los 80, parte de lo que Samuel Huntington denominó La Tercera Ola de Democratización. Estos procesos resultaron ser complejos y diversos. Estos cambios políticos trajeron consigo conflictos con las guerrillas, como en Nicaragua; o bien, la firma de acuerdos de paz que pusieron fin a las guerras civiles, como El Salvador. Los regímenes militares fueron derrotados y los sistemas partidistas que habían prevalecido antes de las dictaduras fueron reinstaurados, tal como sucedió en Argentina, Chile y Uruguay; o se creó un nuevo sistema de partidos como en Brasil. Así mismo, hubo una transformación paulatina del sistema partidista hegemónico a un sistema plural y competitivo, como en México.

Las democracias latinoamericanas se han venido consolidando por más de 25 años, pero como otras democracias en el mundo, enfrentan serios problemas y retos. La desigualdad económica y social persiste, provocando altos niveles de insatisfacción con este tipo de régimen y han surgido voces proponiendo la instauración de gobiernos autoritarios como solución. El grado de insatisfacción democrática no es homogénea. Adicionalmente, la heterogeneidad del continente queda exacerbada por las distintas situaciones que caracterizan a los países.

A pesar de esta diversidad, la región latinoamericana en pleno tiene como reto fortalecer la democracia, lo cual fue incluido en un informe elaborado de 2012 por la Comisión Global para Elecciones, Democracia y Seguridad , presidido por Kofi Annan . Dicha Comisión hizo hincapié en: “Para que las elecciones sean democráticas, fomenten el desarrollo y promuevan la seguridad, deben celebrarse con integridad”. La integridad electoral depende de muchos factores, pero existen dos de ellos que resultan esenciales, según la Comisión Global: “para que las elecciones gocen de integridad se deben celebrar de manera competente, profesional, transparente y apartidista, y lo que es igualmente importante, los votantes deben confiar en la forma como se llevan a cabo”.

Casos exitosos en América Latina

En América Latina hemos experimentado grandes progresos en la formación de profesionales y organismos electorales imparciales. En un informe reciente el Consejo Atlántico hizo énfasis en este hecho, al mencionar que “Brasil, India, México y Suráfrica se ubican entre los ejemplos más destacados que merecen reconocimiento, por contar con instituciones electorales sólidas, independientes y efectivas. Otras democracias, nuevas y de trayectoria, deberían tomar como referencia estos modelos.” El éxito del proceso de implementación del voto electrónico en Brasil está sobre el tapete. Este sistema comenzó en la década de los 90 y ha incrementado considerablemente la confianza del votante, básicamente por la velocidad con la que llegan los resultados y son difundidos en el país más poblado de América Latina – en 2014 los resultados de las elecciones fueron declarados en dos horas. Así mismo, el voto electrónico en Brasil ha contribuido a la habilitación de los habitantes de las zonas remotas e inaccesibles.

El caso mexicano

A pesar de no contar con el voto electrónico, México es un buen ejemplo de cómo la tecnología puede ser utilizada exitosamente en la celebración de elecciones. A manera de ilustración tenemos dos casos: el registro electoral y el Programa de Resultados Electorales Preparatorios (PREP) que han sido exitosos, gracias a la tecnología de punta utilizada en ambos casos.

A principio de los 90 se introdujo el registro del elector utilizando información biométrica. El registro electoral es una base de datos constituida por más de ochenta millones de ciudadanos georreferenciados, junto con su información biométrica, incluyendo su fotografía. Según la ley mexicana, los electores deben ejercer su voto en centros electorales ubicados en las cercanías de sus domicilios. La autoridad electoral emite una tarjeta de elector que está vinculada al centro de votación, e incluye la fotografía del elector. Ese documento constituye el medio de identificación principal. Las listas de votantes ubicadas en cada centro muestran la imagen del elector, de manera que se puede utilizar la verificación por foto y nombre. México debe avanzar hacia la identificación biométrica del elector, como ya lo ha experimentado Venezuela entre otros países, con el fin de optimizar las elecciones.

Mediante el Sistema PREP los resultados de cada centro electoral son publicados en internet en solo 24 horas. Este proceso hace posible la captura y visualización de casi el 100% de los resultados emitidos por los centros, gracias a la tecnología utilizada para la trasmisión segura de datos, y la capacidad de publicar de forma confiable un gran volumen de data por internet. La data es preliminar ya que, de acuerdo a la ley, el cómputo de los resultados debe ser realizado manualmente. Para poder introducir el voto electrónico en México es necesario llevar a cabo una reforma de le lay electoral. Si este fuera el caso, y se implementara el voto electrónico en su totalidad, los resultados finales estarían disponibles a pocas horas del cierre de los centros electorales, tal como sucedió en Brasil.

Es posible celebrar elecciones íntegras en México y América Latina utilizando la tecnología electoral desarrollada. Esta contribuirá a garantizar la credibilidad y transparencia de las elecciones, e incrementará la confianza de los ciudadanos en los resultados, lo cual será un gran aporte al desarrollo de la democracia en las Américas.

Habilitando a los Inhabilitados – El Caso de la Tecnología Electoral

por Paul DeGregorio

Expresidente Comisión de Asistencia Electoral de los Estados Unidos


Hemos transitado ya 16 años del siglo 21. Mientras que este año se celebrarán importantes elecciones en docenas de países, incluyendo EUA por supuesto, para decidir el futuro de las naciones y, seguramente tal vez del mundo, lamentablemente millones de votantes seguirán inhabilitados. No podrán participar en elecciones libres e independientes, ya que las autoridades electorales continuarán utilizando métodos que pertenecen a otro siglo.

¿Quién está inhabilitado?

Históricamente, y luego de estudio tras estudio se ha identificado que los electores discapacitados y los que residen en el exterior son los más inhabilitados de manera consistente en los países democráticos . El movimiento de personas de un país a otro, frecuentemente para huir de la violencia y muerte se ha acelerado en las últimas décadas. Sus voces no pueden ser escuchadas porque no pueden participar en las elecciones que se celebran en sus propios países(II). El porcentaje de personas identificadas como discapacitadas se ha incrementado en años recientes. Según el Banco Mundial, mil millones de personas, 15% de la población mundial, presentan algún tipo de discapacidad(XI) . Esto ocurre mientras que la población de baby boomers que envejece, particularmente en las democracias occidentales , plantean mayores demandas a los gobiernos. Las autoridades electorales tienen la tarea de encontrar métodos innovadores para hacer de la votación un proceso menos engorroso y más accesible.

Generalmente, los electores discapacitados y en proceso de envejecimiento son personas confinadas al lugar, y no tienen la posibilidad de llegar a los centros de votación. Tienen dificultad para utilizar dispositivos y sistemas de votación complejos, que incluyen boletas de papel; y especialmente, si la letra es muy pequeña requieren lentes muy potentes o lupas para poder identificar la opción de su preferencia. En realidad, una gran proporción de los electores ciegos y/o discapacitados no cuenta con privacidad e independencia para sufragar.

De forma similar, los votantes externos, es decir aquellos electores que se encuentran permanente o temporalmente fuera de su país natal, enfrentan todo tipo de obstáculos para ejercer su derecho al voto. Muchos de ellos deben viajar miles de millas y gastar altas sumas de dinero para sufragar. Los avances tecnológicos han contribuido a facilitar la vida de todos, incluyendo la de los electores discapacitados y ausentes. En nuestro mundo conectado a través del teléfono, excepto en aquellos regímenes autoritarios antidemocráticos, la gente puede conversar fácilmente, enviar mensajes de texto, pagar cuentas, enviar twitters, correos electrónicos y utilizar los medios sociales para emitir su opinión, utilizando sus propias habilidades. Con tanta tecnología, uno podría llegar a pensar que sería tan sencillo para los mismos electores expresar su opinión, y hacer que su voto cuente en su propio país. Desafortunadamente, las autoridades electorales no han actuado ágilmente para adaptarse a las nuevas tecnologías que pueden favorecer de mejor manera a los electores discapacitados y residentes en el extranjero. Llegó el momento de adaptar estos avances al proceso electoral y dar pasos serios para habilitar a esos electores históricamente inhabilitados.

Soluciones

Cabe destacar que muchos países han hecho grandes avances para facilitar el voto, introduciendo métodos como el voto temprano, inscripción del elector en línea y estableciendo Centros de Voto. Sin embargo, tales sistemas no han incidido en la mejora del proceso de los electores históricamente inhabilitados.

El uso de la tecnología electoral de punta y el internet sí han facilitado la participación de discapacitados y votantes externos en algunos países. Los dispositivos que hacen posible que el elector emita su voto de manera independiente y privada en los centros de votación, o en donde quiera que se encuentre han incidido positivamente en la participación de los electores inhabilitados; especialmente en la población electoral joven, que estaría más dispuesta a votar cuando se dispone de tecnología nueva. En los Estados Unidos, los electores con discapacidades gozan del derecho a exigir tecnología nueva que se adapte a sus necesidades. La Ley Ayuda a América a Votar (HAVA) de 2002 concedió derechos específicos a los electores norteamericanos para sufragar de forma privada e independiente. Si bien es cierto que es un gran comienzo, en realidad HAVA no ordena la misma tecnología para los electores que están confinados en casa, aun cuando está ya disponible.

Luego, ¿qué se puede hacer para incrementar la participación y servir a estos electores? Los electores y sus seguidores deberían exigir el uso de tecnología de votación moderna que cubra sus necesidades particulares. Los funcionarios electorales deberían estar más conscientes de esta tecnología y volcarse a su introducción. Deberían educar y formar a los funcionarios públicos que aprueban las leyes electorales y suministrar fondos de manera que el voto sea modernizado en sus respectivos países. Las Cortes deberían reconocer que la nueva tecnología existe para empoderar a los electores inhabilitados, y ordenar el uso de la misma cuando los servidores públicos descuiden sus responsabilidades con estos electores. El momento de la tecnología del siglo 21 y sus métodos es ahora- y hace tiempo que comenzó.

Consejo Asesor Internacional Electoral


En 2014, Smartmatic fundó el Consejo Asesor Internacional Electoral (IEAC), el cual agrupa a un selecto grupo de expertos de alto nivel con un profundo conocimiento y experiencia en materia de elecciones, con el fin de brindar asesoría a Smartmatic y funcionarios electorales sobre las estrategias y soluciones que permitirán una máxima eficiencia, transparencia y confianza en el proceso electoral.


Richard Soudriette

Presidente del Consejo de la Junta de Asesoría

Richard W. Soudriette es el presidente del Consejo Asesor Internacional Electoral del SGO y asesor Internacional de AWEB. Es miembro fundador y asesor de la Asociación de Oficiales Electorales de Europa (ACEEEO).

Entre 2009 y 2015 ocupó la Presidencia del Centro para la Diplomacia y Democracia en Colorado Springs. Desde 1988 a 2007 fue el director fundador de la Fundación Internacional de Sistemas Electorales (IFES) ubicada en Washington, D.C. que luego, bajo su liderazgo, se convirtió en uno de los más destacados proveedores de asistencia democrática internacional.

La tecnología ofrece la oportunidad de aplicar soluciones del siglo 21 a los desafíos que enfrentan los administradores de elecciones en todo el mundo

Asimismo, de 2006 a 2008 se desempeñó como miembro del Comité de Asesoría para la Promoción de la Democracia de la Secretaría de Estado de los Estados Unidos. Fue fundador de la Organización Mundial de Elecciones (GEO) en 1999, y de la Red de Conocimientos Electorales ACE en 1998. Antes de unirse a IFES, el señor Soudriette se desempeñó como Jefe de Equipo de un congresista de los Estados Unidos, y fue director del Cuerpo de Paz de los Estados Unidos en República Dominicana y Paraguay.

El Centro Internacional de Estudios Parlamentarios y la Universidad de París le han rendido honores por su labor en los procesos electorales. Actualmente, es miembro del Consejo de Relaciones Exteriores. El sr. Soudriette es autor de varios artículos y publicaciones sobre elecciones.


Dra. Brigalia Bam

La Dra. Brigalia Bam (Suráfrica), fue presidente de la Comisión Electoral Independiente de Suráfrica, rectora de la Universidad Walter Sisulu y de la Universidad Nelson Mandela.

En 2004 fue condecorada con la Orden Nacional de Baobab por su papel en la reivindicación de la mujer, y su aporte a la democracia en Suráfrica.

Con la tecnología de votación nos hemos asegurado, como nunca antes, la participación de más personas en los procesos electorales

Fue galardonada con los prestigiosos premios de Mahatma Ghandi y Simón de Cerene, el más alto reconocimiento otorgado a un laico por la iglesia anglicana. Es presidente de la Fundación Thabo Mbeki y miembro de la Junta de la Fundación Tiso, la Fundación Vodacom, Amigos del Panel de Sabios, y de la Comunidad de Desarrollo de África Austral (SADEC).

La Dra. Bam ha ganado un gran prestigio, gracias a su labor como Secretario General del Consejo Surafricano de la Iglesia y como miembro de diversas Juntas. Fue miembro de IDEA internacional, el Instituto de Diálogo Global, la Conferencia de Iglesias de Toda África, y Unisa.


Paul DeGregorio

Mr. Paul DeGregorio ocupó la posición de Administrador de Asistencia Electoral (EAC) de los Estados Unidos durante el período 2003-2007. Durante su trayectoria en la institución obtuvo la Presidencia de la misma. En la EAC, DeGregorio supervisó la reforma electoral federal, a saber, la implementación de la ley Ayuda a América a Votar (del inglés Help America Vote Act) y la institucionalización de la primera certificación federal de sistemas de votación.

Antes de incorporarse a EAC, DeGregorio fue Vicepresidente Ejecutivo de la Fundación Internacional para Sistemas Electorales (IFES), así como asesor electoral senior. Como Jefe de Elecciones Everyone Counts, Inc, promovió la tecnología electoral en línea y la automatización.

La tecnología puede prevenir el fraude, mejorar la confianza en las elecciones y facilitar el voto a los ciudadanos

Cuenta con 30 años de experiencia y fue Director de Elecciones en el condado de St. Louis, Missouri, EUA. Ha prestado asistencia técnica y observado elecciones en más de 35 países.

Ha dirigido varias misiones electorales OSCE/ODHIR. El sr. DeGregorio es actualmente asesor senior de la Asociación Mundial de Organismos Electorales, Seúl, Corea. Es experto conferencista y ha escrito varios libros sobre elecciones. Recibió el Premio a la Libertad de la Asociación Nacional de Secretarios de Estado, y es miembro vitalicio de la Asociación de Empleados, Registradores, Funcionarios Electorales y Tesoreros, y de la Asociación Europea de Funcionarios Electorales.

El Sr. DeGregorio egresó de la Universidad de Missouri y obtuvo el título en Ciencias Políticas con honores como Alumno Distinguido en su Alma Mater.


Charles Lasham

Charles Lasham ejerce como consultor senior en asistencia electoral internacional. Es miembro fundador y presidente de la Asociación de Administradores Electorales del Reino Unido.

La tecnología asegura 100% de precisión en el conteo de votos y elimina los errores humanos

El Sr. Lasham cuenta con más de 25 años de experiencia en la administración de elecciones en el Reino Unido, y se ha desempeñado como funcionario de escrutinio en el Reino Unido, y a nivel regional para Liverpool y noroeste de Inglaterra. Durante 2000 a 2010 fue director nacional de la Fundación Internacional de Sistemas Electorales, y supervisó programas de asistencia técnica en Afganistán, Azerbaiyán, Egipto, Irak, Moldava y Nigeria. Ha participado en evaluaciones y estudios preelectorales, misiones de observación electoral y entrenamiento de organismos electorales en más de 40 países.

Es autor de diversas publicaciones y artículos sobre elecciones y fue colaborador fundador de la Red de Conocimiento, Administración y Costo de Elecciones (ACE). El sr. Lasham estudió Administración Pública en la Universidad de Liverpool y obtuvo un diploma en administración electoral de la Asociación de Administradores Electorales del Reino Unido.


Dr. Attahiru Muhammadu Jega

El profesor Attahiru Muhammadu Jega fue presidente de la Comisión Nacional Electoral Independiente (INEC) de Nigeria entre 2010 y 2015. En el ejercicio de su cargo, supervisó la preparación y ejecución de las elecciones generales de 2011 y 2015.

En el período 2005 a 2010 fue Vice Rector de la Universidad de Bayero, universidad federal en Kano, Nigeria. Dentro de las posiciones académicas más relevantes se encuentran: Director del Centro para la Investigación y Formación Democrática, Mambayya House, de la Universidad de Bayero (200-2004); Director Interino del Centro de Investigación y Documentación de Bayero (1998) y Presidente de la Unión de Personal Académico Universitario (1988-1994).

La tecnología puede jugar un papel clave en la transparencia y la integridad de todo el proceso electoral

El Profesor Jega es Doctor egresado de la Universidad Northwestern, en Evanston, Illinois, EUA. Posee una amplia lista de publicaciones en materia de política en Nigeria, elecciones, democratización y transición a la democracia, entre otros importantes temas. Ha sido acreedor de prestigiosos reconocimientos, tales como: Premio Nacional de Honores como Oficial de la República Federal (OFR) en 2005; Premio a la Democracia Charles T, Manatt en 2015; y Premio Funcionario Electoral del Año otorgado por la ICP en 2013 y 2015. Ha obtenido tres Doctorados Honorarios.

El Dr. Jega se desempeña actualmente como profesor en el Departamento de Ciencias Políticas de la Universidad de Bayero.


Dr. Leonardo Valdés Zurita

El Dr. Leonardo Valdés Zurita fue Presidente Consejero del Instituto Federal Electoral de México (IFE) desde 2008 a 2013. Durante su mandato, IFE organizó las elecciones presidenciales y del Congreso. Dirigió la instrumentación de una serie de mejoras importantes en el proceso electoral.

La transparencia obtenida a través de la tecnología de votación puede impulsar la participación de los votantes en las elecciones

Ha prestado asistencia técnica y entrenamiento a organismos de administración electoral en más de 34 países. Antes ejercer su última posición dentro del Instituto Federal Electoral, se desempeñó como consejero del Instituto Electoral del Distrito Federal y Director Ejecutivo de Organización Electoral en IFE. Ha sido profesor universitario por más de 20 años, y publicado más de 50 artículos en revistas especializadas, y participado con más de 30 capítulos en trabajos colectivos y más de 100 conferencias y charlas. Sus trabajos han sido publicados en México, Brasil, Uruguay, Gran Bretaña y Venezuela. Es miembro de varias asociaciones científicas. Fue miembro fundador y Presidente de la Sociedad Mexicana de Estudios Electorales por dos períodos consecutivos.

Es doctor en Ciencias Sociales, con una especialización en Sociología en el Centro de Estudios Sociológicos del Colegio de México, y su tesis se tituló “Las Consecuencias Políticas de las Reformas Electorales en México (1977-1991)”.

En 2013, el Dr. Valdés recibió el Premio a la Democracia Charles T. Manatt de la Fundación Internacional para los Sistemas Electorales (IFES), en reconocimiento a su labor en la implementación de importantes reformas en México y la promoción de la cooperación internacional. Desde 2013 ha sido miembro honorario de la Asociación Europea de Funcionarios Electorales a.k.a. (ACEEEO), por sus logros y promover la cooperación electoral. Asimismo, en 2013 la Unión Interamericana de Organismos Electorales (UNIORE) le otorgó un premio por su aporte a la cooperación electoral en las Américas.


Dr. S.Y. Quraishi

Dr. S.Y. Quraishi se convirtió el décimo séptimo Comisionado Jefe de Elecciones de la India en 2010. De 2006 a 2010 sirvió como miembro de la Comisión Electoral de la India, organizando las elecciones democráticas más grandes del mundo, y supervisando elecciones presidenciales, parlamentarias y estatales.

Antes de unirse a la Comisión Electoral, sirvió por 35 años como trabajador público, en áreas tan diversas como deportes, salud y energía. Ocupó varios cargos, incluyendo el Secretario del Ministerio de Asuntos de la Juventud y Deportes.

La tecnología de votación ha sido ideado para todos los ciudadanos, porque es la actividad más simple que cualquiera puede hacer: tan solo presionar un botón

El Dr. Quraishi ha recibido varios galardones prestigiosos en reconocimiento a sus contribuciones a la sociedad civil y al desarrollo humano. También ha sido reconocido por sus estudios de idiomas. Ha escrito numerosos artículos y publicaciones sobre elecciones, democracia y mercadotecnia social.

Sirve además en la junta de directores de Instituto Internacional para la Democracia y la Asistencia Electoral (International IDEA) en Estocolmo. El Dr. Quraishi obtuvo una maestría de St. Stephen’s College en Dehli y un PhD. por su tesis “El rol de la comunicación y la mercadotecnia social en el desarrollo de mujeres y niños”.

Su más reciente libro fue publicado en 2014 y se titula An Undocumented Wonder- the Making of the Great Indian Election.

Testimonios del IEAC


Notas finales


  1. Democracy Rebooted, the Future of Technology in Elections, The Atlantic Council, Conny B. McCormack, March 2016
  2. ‘Democracy Index 2015: Democracy in an age of anxiety’, 2015, http://www.eiu.com/ public/topical_report.aspx ?campaignid=DemocracyIndex2015
  3. ‘Philippines Candidate Calls for Voter Protests: Election: Charging fraud, Santiago urges her supporters to take to the streets. But an opponent warns of civil war’, Bob Drogin, LA Times, 16th May 1992, http://articles.latimes.com/ 1992-05-16/news/ mn-1986_1_civil-war
  4. https://www.ndi.org/e-voting-guide/implementing-and-overseeing-projects
  5. An Undocumented Wonder - the Making of the Great Indian Election. Rupa, 2014
  6. ‘Social Media played big role in India’s Election’ Voice of America, 6 June 2014, http://www.voanews.com/ a/social-media-emerges-as-a-key -tool-in-indias-election/1931238.html
  7. ibid
  8. ‘Nearly 800,000 names axed from voter register, official figures show’, The Guardian, 24th February 2016, http://www.theguardian.com/ politics/2016/feb/24/ nearly-800000-names-axed-from-voter -register-officials-figures-show
  9. Deepening Democracy: A Strategy for Improving the Integrity of Elections Worldwide, The Global Comission on Elections Democracy and Security, November 26th 2012
  10. Democracy Rebooted, the Future of Technology in Elections, The Atlantic Council, Conny B. McCormack, March 2016
  11. http://www.worldbank.org/ en/topic/disability/overview